eeab55256b721f8eb15c6cdc360205b7

¿Legalizar las drogas, es una solución?

Desde el año 2013, Uruguay se planteó y emitió una ley para el consumo de marihuana o cannabis bajo la ley 19.172, desde esta fecha el gobierno uruguayo ha ido implementándola hasta llegar a permitir el consumo como uso recreativo.

Drogas-legales-en-La-noche-temática-prescripción-y-adicción-compressorDesde el 20 de Diciembre del año 2013, siendo presidente José Mujica, esta ley apareció para regular la producción, el mercado y el consumo, promoviendo al mismo tiempo la información, educación y prevención sobre el uso problemático de este producto. Uruguay se ha convertido así en el primer país del mundo en legalizar y regular esta sustancia.

Importante, las palabras del senador Roberto Conde, en la lucha contra las drogas y sus suministradores: “…la regulación de los mercados de drogas, como política alternativa a los esquemas prohibicionistas…ofrece herramientas a los Estados para ejercer prácticas de reducción de la oferta y la demanda más eficientes e integrales”.

Hoy un consumidor, debe de estar registrado para poder obtener el producto, además solo lo puede consumir en lugares específicos llamados clubes o cómpralo en las farmacias por el precio de 1,30 dólares por 5 gramos de cannabis, su consumo mensual no puede exceder los 40 gramos.

Lo más importante y según mi entender, es que este país latinoamericano, entiende como respetar la voluntad de sus habitantes, sin perder el control y además asentar un duro golpe al narcotráfico. No podemos ignorar las verdades de nuestra sociedad, no podemos seguir siendo hipócritas, tratando de aparentar una cosa y siendo otra.

El ser humano tiene virtudes y tiene defectos, ambos como dos polos opuestos deben ser entendidos, en base a ello debemos decidir, que es mejor, castigar o corregir. Es una decisión difícil, ya que el global poblacional está dirigido por gobiernos de todo tipo, la mayoría acostumbrados a imponer y no convencer. Pero está claro que la voluntad de cualquier ser, no se doblega fácilmente y que su curiosidad lo obliga a probar. No podemos taparnos los ojos, en este mundo en el que vivimos, hay alcohólicos, drogadictos, fumadores, adictos al sexo y otro tipo de vicios casi impronunciables. Aunque según mi forma de ver, debemos distinguir entre aquellos que perjudican a segundos o tienen daños colaterales y los que son propios de la persona, siendo ella misma la única perjudicada por sus decisiones.

Japon-cb0e6Cuando hablamos de prohibiciones y todo lo que con ellas conlleva, siempre recuerdo la historia de la mujer, hace 100 años, no se podía vestir con libertad, aún hoy en ciertos países tienen limitantes. No podían votar, fue Nueva Zelanda la primera nación que lo permitió en 1893. Tampoco eran aptas para las fuerzas armadas, su reclutamiento fue a partir de los 70 siendo Dinamarca, Canadá, Francia y EEUU, sus pioneros. Tampoco podían divorciarse, fue hasta 1923 que se permitió al sexo femenino pedir según la ley de Causas Matrimoniales del Reino Unido poder solicitarlo por adulterio. El aborto sin atender circunstancias, como violación u otros causales era totalmente ilícito, fue en 1920 que lo permitió la unión Soviética, aunque después José Stalin volvió a criminalizarlo en 1935, un año antes Islandia legalizo está practica y el derecho a elegir de la mujer. Lo que intento decir que situaciones que son supuestamente buenas en una época dejan de serlo en otras. Es por ello que me encanta ver cómo podemos permitir, pero controlando y previniendo.

Ignoro cuando los gobiernos empezaron a decidir por nosotros, es como decirle al individuo que no sabe controlar su vida en libertad y dadas estas características que analizan otros por el simple hecho de ser mandatarios, deben quitársela por no estar preparado a ser libre. La realidad es que hoy en día países, ya se han anticipado a legislar, Corea de Norte, Holanda, Portugal, los estados de Colorado y Washington en EEUU, Colombia, Argentina, Chile, Suiza, Bélgica, Canadá e incluso en Barcelona (España), hay un local específico para el consumo de Cannabis. Con diferentes regulaciones o permisibilidad la realidad es que el mundo está cambiando y aceptando que si en el pasado se llegó a permitir el consumo de alcohol y tabaco, para muchos más perjudiciales no hay motivos para no permitir ciertas drogas, controlarlas, regularlas y que paguen sus respectivos impuestos.

Hoy se debe establecer un marco legal que las regule. Generar restricciones en su publicidad y limitar la edad para su consumo, al igual que las cantidades dependiendo del tipo de droga legalizada, expedir licencias especiales a los usuarios y expendedores que las quieran usar o vender para tener control real, al igual que los centros de consumo y producción.

club_para_fumar_marihuana_en_colorado

El liberalismo actual organizado, que defiende el derecho de la autodeterminación individual, expone razones para la legalización:

Poner fin al negocio actual que domina el narcotráfico y su violencia.

Reducción del precio de esta mercancía una vez liberada su prohibición.

Actuar dentro de los márgenes legales que implicarían su propio negocio de fabricación.

Evitar los tentáculos del narcotráfico en la política de los países consumidores.

Acabar con la corrupción de las autoridades que permiten negocios no legislados e ilícitos.

Terminar con el financiamiento de la lucha contra las drogas.

Eliminar la interferencia de los gobiernos con las libertades individuales.

Reducir el número de víctimas que actualmente se tiene por el uso de las drogas.

Aprendizaje de la sociedad a convivir con las drogas como en su día hizo con el alcohol y el tabaco.

drogas1Estos son algunos de los factores por los que se entiende que debemos avanzar y ver el futuro desde un punto de vista real, sin hacer oídos sordos ante lo que ocurre, siendo conscientes del día a día con todos sus pros y contras que la sociedad exhibe.

Se puede afirmar que la legalización de las drogas conllevaría a una reducción de sus costos de más del 70%,  los adictos no se verían en la necesidad de cometer delitos para poder sostener su vicio. Por otro lado la caída del precio eliminaría las enormes utilidades que obtiene el narcotráfico y desalentaría la formación de bandas o cárteles. Cancelar esta conexión entre criminalidad y consumo de drogas generaría grandes avances en cualquier nación, sobre todo en la incidencia del número de víctimas causadas por este motivo y el desaliento a la corrupción por falta de incentivos.

Me quedo por último con la frase de Michel Eyquem de Montaigne: “Prohibir algo es despertar el deseo”.

0 Comments

Leave your comment