Conocer nuestro México desconocido.

20170328_140918

20170327_185741

Pueblos mágicos.

Samato: “No es bueno opinar, ni comparar, si no lo conoces en primera persona”.

Esta semana decidí conocer un poco más el país donde vivo, las oportunidades son muchas y variadas, así que decidí ir en coche y tratar de ver todo lo que estaba alrededor de Tequisquiapan en el Estado de Querétaro, me llamo la atención la cantidad de pueblos mágicos y la ruta del arte, el queso y el vino.

Salimos del Estado de Veracruz no sin antes pararnos a desayunar en Rinconada para consumir las famosas garnachas, sus chiles rellenos, los plátanos macho y sus manitas de puerco, todo con el toque especial de ese lugar y así tomar las energías suficientes para continuar nuestro camino.

20170327_142350

Por el camino nos decidimos parar en Tula y visitar su zona arqueológica, los famosos gigantes de Tula, situados en la urbe más importante de la cultura tolteca fundada por Quetzalcóatl y que alcanzó su mayor esplendor en el siglo X. La verdad muy conservado y con un buen museo. Fabulosas las esculturas e imágenes grabadas en pared del puma azteca. Fue un buen inició de viaje.

Llegamos a Tequisquiapan con el tiempo suficiente para buscar alojamiento, el que fuera lunes facilito el precio además del lugar. La mayoría de alojamientos tienen aguas termales y centros de spa, amplios y acogedores con precios de todo tipo dependiendo de la disponibilidad económica de cada quien. Nos decidimos por Suites Paraíso, disponibilidad, precio y excelente atención.

Decidimos explorar el pueblecito, su plaza principal, su comercio alrededor de ella, la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, sus parques y jardines, para terminar la noche en el restaurante KaPuchino acompañados con un entremés de carnes frías y quesos, una botella de Sala Vive espumoso y una torta de elote con tres leches sensacional. Los precios inmejorables y la calidad excelente.

20170328_134838El primer recorrido del martes fue en Cadereyta, visitamos sus jardines botánicos, difíciles de encontrar, unos cerca del otro, el primero situado en la Quinta Schmoll y el siguiente a un kilómetro aproximadamente en la misma carretera perteneciente a la CONCYTEC. Lleno de voluntarios y estudiantes, en el jardín se ayudan con la venta de plantas y donaciones. Espectacular en todos los sentidos para aquellos a los que les gusta los órganos, cardones, escobillas yucas, magueyes y mucho más todo en un orden visual maravilloso, para acabar subiendo en el mismo parque hasta el acantilado y ver sus surcos de agua escurriendo en forma de pequeñas cataratas. Desayunamos en La Casita, un lugar habitual típico en donde el pan tostado con mantequilla y mermelada de fresas te recibe sin costo como una atención especial. Nos despedimos admirando su Iglesia.

El pueblo mágico de Bernal y su famosa peña, la tercera más grande del mundo (Monolito), después del Peñón de Gibraltar y el Pan de Azúcar de Río de Janeiro,  parecía esperarnos, desde la carretera de acceso hasta llegar a ella, es difícil, pero su vista es espectacular y te queda grabado en tu consciente como un lugar digno de admirar y saber que has estado allí. El pueblo como todos los de esta área, con mesones, hostales, fondas, paradores y hoteles muy del siglo XVII, con numerosas tiendas con arte local de todo tipo desde cerámica hasta fierro, lamina y joyería, buena comida, muy típica del lugar con antojitos y carnes de cortes típicos, arrachera, tampiqueña, cecina, algo de conejo y cabrito.

20170328_122933La siguiente parada fue en lo que llamamos la ruta del vino, no quisimos dejar ninguna bodega por conocer, así que visitamos Cavas Freixenet (Los terrenos fueron adquiridos en 1978, hasta 1984 se inició el primer proceso de embotellado) La Redonda (Nacidas en 1972 por Don Vittorio, dos uvas importantes Salvador y Cabernet Sauvignon) y Viñedos Rosales (1970, después de ser productor de uvas, empezó con vinos artesanales de racimos del salvador y tintorera, comercia desde el 2011), la verdad quizás nos llevamos cierta desilusión, sus métodos efectivos, pero para nuestro entender anticuados, todavía utilizan levaduras, azucares y carbonos para elaborar sus vinos y espumosos, tratando de tener sabores y calidades permanentes. La visita aunque bien hecha no deja de ser de rutina, para terminar con una pequeña cata de uno de sus espumosos y regalarte la copa de la degustación. Usan viñedos de la región, aunque la mayoría de uva la traen de otros lugares para completar y poder crear sus mezcolanzas para generar un mejor caldo antes de envasar, si tuviéramos que valorar esta ruta lo dejaríamos en un aceptable, sobre todo en comparación con otros países.

Con respecto a los quesos visitamos Bocanegra en su tienda gourmet, muy surtida y de calidad, más tarde conocimos sus bodegas, una limpieza sin igual, aunque no te enseñan sus procesos, sus ventas son locales y no se expanden al resto del país. Si pudimos ver, al día siguiente, su proceso en Fincas Vai, muy novedoso e ilustrativo, en la misma Finca fabricaban un vino artesanal de calidad, quisimos comprar una caja, pero su producción limitada solo nos permitió conformarnos con 5.

Una sorpresa agradable fue visitar un pequeño lugar a pie de carretera en donde se dedican a la miel y sus productos, vivimos el de poder estar conviviendo con un panal y observar sus secretos, con una experiencia inigualable al ver el nacimiento de una abeja, fantástico, algo que nunca había visto y que me dejo un recuerdo imborrable.

IMG-20170330-WA0012Nuestro último día en la zona no fue menos asombroso, un desayuno local en un lugar hermoso llamado Rojo Guajillo, debo confesar que en la zona, de lunes a miércoles es difícil encontrar lugares abiertos, la mayoría vive del turismo, sus días de apertura son de jueves a domingo en donde la ocupación es casi del 100%. Me encanto iniciar el día con unas costillitas al chile guajillo, con huevos estrellados, frijoles y tortillas a mano. Muy rico. Terminamos dirigiéndonos a Trinidad al cerro de la carbonera para visitar las minas de ópalo de la mano experta de su concesionario, una familia, los Montes, que conserva la tradición desde 1934, año en que Don Porfirio Díaz se la hizo efectiva. Ocho Kilómetros de subida y de cuesta en un 4X4 hasta llegar a la mina del Redentor. Una explotación a la antigua, con dinamita y búsqueda individual, usando el martillo para su rompimiento hasta encontrar la piedra preciosa, con la pro validad de encontrar ópalos con precios de 1 a 100 mil pesos. El trayecto dura más de tres horas, es espectacular y la vista desde el cerro compensa cualquier esfuerzo hecho. Aprendes como es el trabajo de un minero en la actualidad y lo que cuesta encontrar el objetivo principal que es la piedra. Su experiencia después de los años los ayuda, empiezan de niños hasta que el cuerpo dice basta.

El jueves, marchamos temprano,  paramos pasado San Juan del Río en el parador turístico para probar la deliciosa barbacoa de borrego de la región, nuestro regreso a Veracruz nos desvió a conocer Huamantla, otro de los pueblos mágicos, famoso en el mundo por tener el códice de Huamantla (contenido cartográfico-histórico) considerado el más grande del mundo y uno de los pocos conocidos de la cultura Otomí. Actualmente existen 9 fragmentos 7 en México y 2 en Alemania. Visitamos el museo del títere, Roseta Aranda, el más importante de América, pasamos el convento de San Luís Obispo de los franciscanos, digno de ver, lleno de arte eclesiástico del siglo XVI, llegamos a la catedral, merodeamos por el ayuntamiento y no pudimos resistir la foto del famoso toro de la ciudad. Quedo mucho por ver pero con eso nos conformamos.

IMG-20170330-WA0016A comer paramos en Perote, en el famoso restaurante del Molino de Quijote, unas gambas al ajillo, un pulpo a la gallega y unos calamares a la romana con unas natillas de postre, nos encaminaron rumbo a nuestra casa.

A mi esposa (fiel compañera de fatigas) y a un servidor nos quedó mucho por ver y recorrer, una visita que repetiremos con el tiempo para explorar lo que dejamos de hacer.

El resultado: Hay que salir más y disfrutar de nuestro México.

 

 

 

 

 

 

20170328_095017       IMG-20170330-WA0007       20170330_130546       20170330_123202       20170330_122731       20170328_115214

20170327_194018 20170329_143135 20170329_121445 20170328_165732 20170328_165549

 

Leave your comment