20170126_125128

Conciencia universal.

Las sociedades se mueven por diferentes motivos, aunque a lo largo de los años vividos y recordados han sido manipuladas y dirigidas por religiones, patriotismos o revoluciones del hombre en su avance por el mundo, carbón, combustión, vapor, industrialización, economía y bolsa, comunicaciones y un gran sin fin de etc…

Sin duda el daño más grande hecho a la humanidad ha sido la manipulación de las religiones a favor del poder de los hombres dejando el espíritu para una mejor ocasión, el miedo infringido con el castigo y el abuso indiscriminado para acallar los descubrimientos que nos hablaran de situaciones ajenas de la verdad impuesta por los mandatarios de las diferentes corrientes religiosas. La Iglesia católica quizás fue la más severa a la hora de recluir descubrimientos que pudieran contradecirlos e impusieron una ley en contra de sus propios principios en donde la tortura y la muerte eran frecuentemente impuesto por aquellos que deberían practicar el amor y servicio a los demás.

Nuestra pirámide ficticia enclavada en nuestro ser a través de la posición de loto y formada por dos triángulos equiláteros, el de nuestra derecha formado por los tres puntos preferenciales que nos unen a la tierra; mente, materia y físico, y a la izquierda, el más cercano al corazón correlacionado por la conciencia, el alma y el espíritu fueron desequilibrados por lo terrenal dejando a un lado la parte esotérica, un hecho que con los años cambiaría al mundo y lo convertiría en lo que hoy podemos apreciar, un mundo deshumanizado con abuso de poder y en donde la felicidad viene medida por el potencial económico , en vez del amor y la unión de todo ser viviente.

La destrucción de libros, papiros, escritos en piedra o cualquier otra materia han sido perseguidos y guardados en secreto o destruidos en su totalidad, baste recordar en 1511 lo hecho por Fray Diego de Landa con los descubrimientos mayas, o bien la quema espectacular ordenada por los reyes católicos de Biblias traducidas y libros judíos realizada en 1490 en el Convento de San Esteban de Salamanca, o lo hecho por la Inquisición en 1498 con la destrucción de los “Alcoranes” y los libros mahometanos, o la desaparición y destrucción de la biblioteca de Alejandría, atribuida por algunos a Julio Cesar en su persecución a Pompeyo, aunque en estas datas se sabe que el número de manuscritos superaban los 900 mil y una gran parte de ellos le fueron regalados a Cleopatra en Egipto después del incendio sufrido por las tropas del ilustre emperador, los mas estudiosos dan el año 391 como la fecha en que Teodosio El Grande destruyo todo lo que quedaba de ese santuario iniciado en el año 300 antes de Cristo por Ploptomeo.

Los profetas de nuestro tiempo, tanto los conocidos como los desconocidos eran claros al asegurar que todos los seres humanos somos hermanos, que Él supremo, Él arquitecto, Él artífice, no está en un solo lugar sino en todas partes, que Él es parte de nosotros y nosotros somos parte de Él, formados en un solo cuerpo viviente que alcanza mas allá de nuestros sentidos y de nuestra comprensión, Él es todo a la vez, por qué es el universo en su infinito mismo. 20170204_111835

A través de los tiempos siempre ha habido hombres y mujeres con conciencia universal que nos han advertido que somos un solo cuerpo, y que al igual una célula o un átomo de nuestro cuerpo nos ven y nos respetan como un Dios, nosotros somos el mismo ejemplo dentro de su cuerpo.

Nos hemos ocupado de desinformar o ocultar en puntos secretos, la realidad de nuestro mundo y de nuestro universo, ocultando pruebas reales de que no estamos solos y de que existen seres inteligentes fuera de la Tierra, que hay mas galaxias con vida y que hay otras especies quizás incomprensibles a nuestros sentidos con mayor o menor inteligencia, nos falta entender cuál es nuestro rol en este juego y para que estamos destinados en el periplo conocido de nuestras vidas terrenales.

Genero este anticipo, porque al despertar del año 2012, muchas voces se dispararan y nos harán reflexionar sobre la última de las siete profecías mayas, añadiendo el cumplimiento puntual de las seis anteriores (quizás la sexta generó alguna duda, dado que es la penúltima en cumplirse y no se puede dar como un hecho) pero no hay duda que una gran parte de la humanidad ansia un cambio sustancial que se pueda producir en la sociedad globalizada de todo el mundo conocido por nosotros.

Lo cierto es que gracias al cine, radio, prensa, la televisión, el Internet y el hecho comentado sobre el 2012, las profecías cobraron fuerza y se generó como un deseo o un sueño para que estas realmente sean reales. Que se pudiera pensar en ellas como un hecho factible e incluso compararlo con otras profecías conocidas publicadas en su tiempo en diferentes libros, sobre todo religiosos y personajes de la talla de Nostradamus, Galileo, Platón, Newton, Jesús, Abraham entre otros.

Según el libro sagrado maya “Chilam Balam” a partir del año 1999 se iniciaría el último Katúm, datos estadísticos nos demuestran que el 11 de Agosto de 1999 se produjo un eclipse total de sol, solo un mes después se corroboró una explosión  solar que eclipso el brillo de algunas estrellas durante horas. Las radiaciones de ondas aumentaron a límites fuera de lo común. Según el mismo libro siete años después de su inicio, es decir en el 2006 comenzaría una era de oscuridad en donde la tierra sufriría sismos, huracanes, erupciones volcánicas y tsunamis. Desastres naturales que todos hemos vivido de forma directa o indirecta y que se han extendido por todos los continentes.  También y siempre siguiendo la misma secuela mencionan la era del tiempo del no-tiempo, una era de cambios rápidos necesarios para renovar procesos ideológicos, sociales y humanos. Un despertar a la vida misma como tal, a la simpleza del conocimiento y la conciencia (verdadero rector del bien y el mal).

En la tercera profecía se menciona el aumento global de temperaturas de nuestro planeta, algo en donde voces autorizadas ya han puesto el dedo en la llaga, pero todavía muy lejos de ser escuchada para crear cambios claros que nos permitan luchar contra la sequedad, la muerte paulatina de la tierra y como consecuencia la hambruna para todo ser viviente, un cáncer que de no frenarlo amenaza con contaminar con su avance toda la tierra.

De hecho esta profecía es un anticipo de la cuarta que nos indica que con el surgimiento del calentamiento, la siguiente fase, el  derretimiento de los polos (algunos científicos ya han puesto fecha señalando el 2050 como el limite a este acto), hecho que confirmaría la  desaparición de una gran parte de los continentes conocidos. Una situación de este tipo generaría un paro en todos los sistemas económicos, sociales y políticos dando paso al cumplimiento de la quinta profecía.

Quizás más complicado o más miedo nos genera la sexta profecía en la que nos habla de la posible colisión de un cometa con la tierra produciendo catástrofes jamás vistas por el ser humano, aunque también habla de la posibilidad de que este cometa pase de largo sin hacer contacto. Algo que a pesar de ser especulaciones y dado lo acertado de las predicciones estoy seguro que agradeceríamos.

Voy a evitar mis palabras para explicar la séptima profecía, y voy a pedirles disculpas por emplear un texto recogido en Internet en una sección denominada “aprende” sin autor intelectual:

“Esta profecía Maya nos habla del momento que en el que el sistema solar en su giro cíclico sale de la noche para entrar en el amanecer de la galaxia, dice que los 13 años que van desde 1999 al 2012 la luz emitida desde la galaxia sincroniza a todos los seres vivos y les permite acceder voluntariamente a una transformación interna que produce nuevas realidades, Que todos los seres humanos tienen la oportunidad de cambiar y romper sus limitaciones, recibiendo un nuevo sentido: la comunicación a través del pensamiento, los hombres que voluntariamente encuentren su estado de paz interior, elevando su energía vital, llevando su frecuencia de vibración interior del miedo hacia el amor, podrán captar y expresarse a través del pensamiento y con el florecerá el nuevo sentido.20170124_152923

La energía del rayo transmitido desde el centro de la galaxia activa el código genético de origen divino en los hombres que estén en una frecuencia de vibración alta, este sentido ampliará la convivencia de todos los hombres, generando una nueva realidad individual, colectiva y universal, una de las transformaciones mas grandes ocurrirá a nivel planetario, pues todos los hombres conectados entre sí como un solo todo, dará nacimiento a un nuevo ser en el orden genético, la reintegración de las conciencias individuales de millones de seres humanos despertará una nueva conciencia en la que todos comprenderán que son parte de un mismo organismo gigantesco. La capacidad de leer el pensamiento entre los hombres revolucionará totalmente la civilización, desaparecerán todos los límites, terminará la mentira para siempre porque nadie podrá ocultar nada, comenzará una época de transparencia y de luz que no podrá ser opacada por ninguna violencia o emoción negativa, desaparecerán las leyes y los controles externos como la policía y el ejército, pues cada ser se hará responsable de sus actos y no habrá que implementar un derecho o deber por la fuerza. Se conformará un gobierno mundial y armónico con los seres más sabios del planeta, no existirán fronteras ni nacionalidades, terminarán los límites impuestos por la propiedad privada y no se necesitará el dinero como medio de intercambio; se implementarán tecnologías para manejar la luz y la energía y con ellas se transformará la materia produciendo de manera sencilla todo lo necesario, poniendo fin a la pobreza de siempre. La excelencia y el desarrollo espiritual serán el resultado de hombres en armonía que realizan las actividades con las que vibran más alto y al hacerlo expandirán su nivel de comprensión sobre el orden universal, con la comunicación a través del pensamiento aparecerá un súper sistema inmunológico que eliminará las vibraciones bajas del miedo producidas por las enfermedades, prolongando la vida de los hombres, la nueva era no necesitará del aprendizaje del contraste inverso producido por las enfermedades y el sufrimiento que caracterizaron miles de años de historia.

Los hombres que consciente y voluntariamente encuentren paz interior, entran en una nueva época de aprendizaje por contraste armónico, la comunicación y la reintegración hará que las experiencias, los recuerdos individuales y conocimientos adquiridos estén disponibles sin egoísmos para todos los demás. Se acabarán los juicios y los valores morales que cambian con las épocas, como la moda, se comprenderá que todos los actos de la vida son una manera de alcanzar una mayor comprensión y armonía, el respeto será el elemento fundamental de la cultura, transformará al individuo y a la comunidad, colocará a la humanidad en la posibilidad de expandirse por la galaxia, las manifestaciones artísticas, las actividades recreativas comunitarias ocuparán la mente humana, miles de años fundados en la separación entre los hombres que adoraron a un Dios lejano que juzga y castiga, se transformarán para siempre, el hombre vivirá la primavera galáctica, el florecimiento de una nueva realidad basada en la integración con el planeta y todos los seres humanos para en ese momento comprender que somos parte integral de un único organismo gigantesco y nos conectaremos con la tierra, los unos con los otros, con nuestro sol y con la galaxia entera; todos los hombres comprenderán que el reino mineral, vegetal, animal y toda materia esparcida por el universo a todas escalas desde el átomo hasta la galaxia, son seres vivos con una conciencia evolutiva, a partir de sábado 22 de diciembre del año 2012 todas las relaciones estarán basadas en la tolerancia y la flexibilidad, pues el hombre sentirá a otros como otra parte de sí mismo”.

Estas palabras sacadas de Internet, reafirman mi idea de que algo está cambiando y todos debemos participar en este cambio por medio de la conciencia, hacer de ella un arma universal,tratar de transmitirla ya sea por medio del pensamiento, de la oración o de la meditación.

0 Comments

Leave your comment