Solo los que creen en sí mismos, están preparados para triunfar

autoestima-no-puedo

Es un hecho que las personas se hacen a sí mismas, recuerdo miles de historias en la que muchos seres humanos estaban destinados a no ser nadie, a pasar desapercibidos e inadvertidos en su transitar por la vida, padres, tutores, profesores, familiares, amigos no los veían con síntomas que pudieran considerarla con un futuro triunfal o exitoso. Pero la vida, es caprichosa y da muchas vueltas, ya que donde nadie fue capaz de visualizar ningún don especial, la fuerza interior de cada quién juega a favor de tus creencias, aquellos que observan, pero que saben que se presentará su momento y lo aprovecharán para convertirse en héroes en un mundo difícil de entender. La primera fuerza que acompaña a estos seres sensacionales, es el saber que no se rendirán, ni ante los obstáculos que enfrenten, ni tampoco ante los fracasos que cosechan, son constantes en su deseo y saben que deben siempre caminar hacia adelante observando que su destino es el único que persevera en sus deseos. Estos titanes de nuestro planeta son los que se convierten en los grandes ejemplos de todos nosotros, ya sea como artistas, científicos, inventores, escritores, deportistas, cineastas, empresarios, religiosos, políticos (aunque es una profesión, al día de hoy muy desacreditada, pero que no podemos olvidar personajes como Mandela, Gandhi, Merkel, Thatcher, Kennedy entre otros), en fin encontraremos grandes nombres en cualquier profesión que se ejerza y en todas ellas encontraremos gente sumamente especial que marcó momentos difícilmente difíciles de olvidar y que sirvieron como ejemplo a cientos de generaciones.

Todos ellos en muchos de los casos están marcados por individuos que probablemente no contaban con el beneplácito general para llegar a ser lo que fueron, no contaban con esa creencia y fe ciega que los convertía en diferentes, seguros de sus posibilidades y sin esconderse nunca de su destino llegaron al cenit que se habían propuesto, no abandonaron nunca su proyecto, ni se desviaron de él, ese era el camino elegido y además están dispuestos a pagar el costo que ello conlleva. La verdad es que debemos aprender de este tipo de personas tan valiosas que nos explican con hechos y a través de sus éxitos, como debemos encarar nuestra vida, no dejar atrás nuestros sueños, pero sobre todo el convencimiento de que somos capaces de llevarlos a cabo. No importa quién seas o dónde hayas nacido o de qué familia procede, la realidad es que tus pretensiones y tu futuro dependen únicamente de la confianza que te tengas a ti mismo, del convencimiento de quién eres y de que nada, ni nadie es capaz de apartarte de tu convencimiento. Solo así se puede llegar a esa meta deseada que te conduce al triunfo.

Leave your comment