SALVEMOS AL MUNDO

tierra0

Desde el inicio de los tiempos, la raza humana recibió un regalo inigualable por su derecho de haber nacido, la Tierra. Un planeta con todo lo necesario para que la humanidad viviera y fuera feliz. Nada faltaba, siento que incluso sobraba de todo para que pudiéramos vivir en la abundancia, sin preocupaciones, sin otra necesidad que la de entendernos como seres humanos, respetarnos, con normas de convivencia sencillos y ser felices. Está claro que en algún momento de nuestra historia, esta situación cambió, con el pasar de los años, hemos ido destruyendo ese regalo que nos fue otorgado, hoy puedo asegurarles que el peor peligro de nuestro entorno, somos nosotros mismos. Hoy la Tierra, nos avisa que de seguir así y no poner un alto en esa carrera que hemos emprendido hacía la destrucción, la vida en si misma está en peligro de extinción. Sin embargo, seguimos poniendo justificaciones a nuestros actos, ignorando el poder y la fuerza de la naturaleza cuando es atacada. No podemos olvidar que todo sin excepción es energía, la energía es vida y como tal busca sobrevivir por encima de todo y de todos.

Los invito a hacer conciencia, a despertarla, a volver a nacer tal y como me gusta llamarle a esta forma de encontrarse con uno mismo, me gustaría ofrecerles esta oración que pretende conectarnos a todos sin excepción:

“Padre-Madre, Creador de todo el Universo, de todo lo conocido y desconocido, autor material de nuestra existencia a través de la energía de la vida, te pido puedas despertar nuestra conciencia y permitas nuestro nuevo renacer. Haz brillar Tú Luz dentro de nosotros, entre nosotros, y fuera de nosotros para que podamos hacerla útil, ayúdanos a alejar de nuestras almas la oscuridad.

Permítenos seguir nuestro camino respirando tan sólo el sentimiento que emana de Ti, permítenos amar a nuestros semejantes en la misma forma que debemos amarnos a nosotros mismos.

Que Tú deseo y el nuestro, sean uno solo, en toda la Luz, así como en todas las formas, en toda existencia individual, así como en todas las sociedades.

Haznos sentir el alma del planeta Tierra dentro de nosotros, pues, de esta forma, sentiremos la Sabiduría que existe en todo. No permitas que nuestro libre albedrio se embrutezca y destruya el mundo que habitamos y dónde estamos destinados a vivir en perfecta armonía.

No permitas que la superficialidad y la apariencia de las cosas del mundo nos engañen, y nos libere de todo aquello que impide nuestro crecimiento, apague nuestra conciencia y no la deje despertar a la realidad de cada día.

No nos dejes caer en el olvido de que Tú eres el Poder y la Gloria del Universo, renueva día con día nuestros votos y voluntad de crear siempre un mundo mejor, no solo para nosotros sino para nuestra descendencia.

Que Tú amor esté sólo donde crecen nuestras acciones. Que así sea.”

Sé y entiendo que a lo largo de los siglos la raza humana a sentido el deseo de poseer, de acaparar, sin importar las repercusiones de sus actos, poco a importado el daño realizado o las personas que se haya podido perjudicar, lo más importante era y es, ser dueño de todo, sabedores que las riquezas mayores son a través de la tierra, de los mares, de los ríos, de las montañas, es de ahí donde procede, el oro, la plata, el uranio, el petróleo, los diamantes, el alimento, el agua, las especies. Todo está ahí, y por esas circunstancias, las naciones, las instituciones, los grupos de poder, las industrias, las empresas, quieren el control sin importar el costo.

Un costo que nos ha llevado a considerar estas alarmas y peligros que les expongo, solo mencionaré cinco:

1.- El avance sin freno que está produciéndose por medio del cambio climático, un hecho ya admitido en el planeta, al que todavía a pesar de tener fechas de su repercusión catastrófica, se le deja avanzar como algo de lo que no debemos preocuparnos en demasía, pues cuando llegue el momento ya nos ocuparemos. Mientras tanto universidades, científicos, expertos de todo tipo, han emitido informes fidedignos para que las naciones se preocupen y generen planes específicos y efectivos para frenar lo que parece ser irremediable.

2.- La sobrepoblación, un hecho alarmante, con un crecimiento desmesurado, sobre todo en las regiones más pobres de nuestro planeta, ahogados en la falta de recursos, perdidos en la hambruna más inhumana y en la desesperación de la ignorancia de los seres humanos, despojos sobre áridos terrenos sin agua, maniatados por líderes corruptos, crueles y sin conciencia, capaces de los chantajes más alevosos en pro de regalías de países más sensibles y civilizados. Algo que se extiende a otras naciones y continentes sin una fórmula para que tenga solución. Un cáncer real de células nocivas y un cultivo fértil para generar maldad y oscuridad.

3.- Una pandemia mundial, hasta el momento a pesar de que en más de una ocasión la humanidad ha sufrido ataques reales contra la extinción de su cuerpo, me refiero por dar algunos ejemplos a enfermedades cómo la viruela, capaz de haber enterrado a más de 300 millones de personas antes de poder ser combatida y erradicada, el sarampión que acaba con cifras inferiores pero no menos importantes, doscientos millones de almas dejaron sus cuerpos, podría seguir mencionando cifras y enfermedades de diferentes épocas, cómo la peste negra, la gripe española que en su día extermino al 6 % de la población mundial de aquel entonces (1918-1920), el VIH, el ébola, e incluso me atrevería a denunciar los cientos de enfermedades propagadas y finalmente solventadas por la industria farmacéutica, obteniendo así grandes beneficios financieros.

4.- La posibilidad de una guerra nuclear, una acción en la que muchos indican que el miedo es suficiente para que esto no suceda, supongo que los japoneses en la segunda guerra mundial, cuando vieron la eficiencia de dos de estas bombas podrían hablarnos de lo que esto podría significar, desde entonces muchos países han avanzado tecnológicamente en este sentido, hoy es posible que una guerra de este tipo durara menos de un día, las consecuencias dependerían del número de naciones implicadas, aunque lo cierto es que difícilmente encontraríamos después, alguien que lo pudiera explicar. Lo he dicho y me gustaría repetir por este medio que una sola persona en el mundo, es capaz por si solo de iniciar una catástrofe de este tipo.

5.- Estoy convencido de que todos nosotros estamos en manos de grupos de poder que controlan a su antojo nuestro planeta, lo hacen sin escrúpulos, se sienten privilegiados y elegidos para ser ellos solos los que toman las decisiones, capaces de lo mejor y de los peor según les convenga a sus intereses, con tal, de seguir acumulando poder, dinero y el placer de sentirse únicos. Son los Dioses terrenales, los que construyen o destruyen individuos, familias, sociedades, naciones y continentes. Hasta qué punto el hombre aguantara, este y no otro podría ser el punto de ruptura y la amenaza de una destrucción global. Quizás estos personajes ya tengan su punto de retiro en otro planeta del Universo, ante una revolución o levantamiento.

Estos cinco puntos, son en mi modesta opinión los que me llaman más la atención como situaciones que pueden suceder sin más, a un corto plazo de acción, los veo como volcanes que se han reactivado y amenazan con generar erupción en el momento menos pensado. Bombas de tiempo en donde el tic tac de sus relojes ya ha iniciado su cuenta atrás.

¿Hay solución? Siento que si pudiéramos despertar la conciencia de todos los seres humanos, tendríamos una oportunidad, hacer que solo a través de ella y de los mensajes que en su interior se produjeran en forma individual como primera instancia y luego colectiva cómo un acuerdo general consentido, dejando a un lado diferencias y en pro de un bien común se podrían consensuar medidas efectivas. La única forma es hacer uno de todos, prescindir de fronteras, razas, idiomas, creencias e incluso culturas, crear un gobierno mundial electo, con una constitución que garantice los derechos de todos los seres humanos por igual y sin excepción, con un solo idioma para todos, independiente a la lengua que se hable en su lugar de nacimiento, una sola moneda única que tuviera el mismo valor para todos, con un perdón en su expedición a las deudas de todos los países con el fondo de moneda Internacional, que debería ser abolido por el Banco Mundial de la moneda. Una fiscalía global que garantizara este gobierno universal con un impuesto único que se derramara según su captación en forma igualitaria en un contexto de déficit 0, tratando de cubrir para cualquier ciudadano las necesidades básicas de salud, educación y vivienda. Una corte de justicia y un sistema judicial único capaz de aplicarse en cualquier país del mundo con efectividad, con tolerancia 0. Un grupo consensado con las mayores inteligencias posibles para el control de nuestro planeta, su vigilancia y la atención, con medidas oportunas para evitar su destrucción y su deterioro. Un solo ejército que fuera de todos y para todos, cuya misión principal sea mantener el orden y la paz en todo el globo terrestre.

¿Imposible?, solo un sueño fuera del alcance de la humanidad, de verdad que toda persona sabe en su interior que todo es factible, solo necesitamos reactivar nuestra conciencia, volver a nacer y decidir que el cambio empieza, hoy, aquí, ahora

Leave your comment