RETOS PERSONALES. UNA FORMA DE ENCONTRAR TU CAMINO EN LA VIDA.

998739ff-dcbe-43d2-914b-6e6bfa30199c


Primero, apasiónate con tu vida y con la de los demás. Trátate con ternura. No pidas a la vida lo que no pueda darte.
La situación es fácil, debes empezar por quererte a ti mismo, debes dejar de criticarte, de sentirte menos que nadie, si consigues esto empezaras a querer a las personas que te rodean, sobre todo las más allegadas y las que conviven diariamente contigo. Y sobre todo se consciente de tus expectativas, tus retos deben siempre estar a la altura de tus aspiraciones reales.

Segundo, evita todo sentimiento negativo.
Tu como cualquier persona del mundo, puedes y tienes la opción de ver a las personas según dos perspectivas diferentes, puedes hacerlo viendo sus virtudes o bien viendo su parte negativa. Esa forma de ver cambiara tu vida, si empiezas a apreciar y a valorar virtudes y desechas defectos, definitivamente tu sinergia será positiva y evitaras sentimientos negativos.

Tercero, controla tus sentimientos agresivos. Evita a los que se interponen con sentimientos negativos, ignóralos. No ataques a nadie.
Los sentimientos agresivos se dan cuando tienes interiormente cargas emocionales provocadas por acciones de odio, venganza, rencor, situaciones nada benéficas ni a nivel personal ni social. La frase de solo hay pelea si dos quieren es un hecho que tú debes cambiar para decir, no hay pelea si uno de los dos no quiere.

Cuarto, se tú mismo. Y no vivas pendiente de lo que dicen o no dicen de ti.
Tú vida la vives tú, no dejes que los demás influyan con frases lapidarias que te creen conflictos contigo mismo. Si dejas que te afecten, vivirás la vida que los demás quieren que vivas, nunca tu propia vida. Debes encontrarte a ti mismo, saber quién eres y actuar en consecuencia.

Quinto, no trabajes a tontas y a locas. Toda persona ha de tener un ideal de vida.
Tú escoges tu empleo, nadie lo hace por ti, si lo aceptas, tienes que tomarlo como el mejor empleo del mundo, y sobre todo el que te dará oportunidad para iniciar tu camino al éxito. Puede ser una primera parada a tu destino, pero desde ese momento debes aprovecharlo para disfrutarlo y ser el mejor. Si lo logras cada parada que hagas en cada una de las estaciones que están en el recorrido del tren de tu vida representarán un acicate más hacia tu punto final, el objetivo que persigues y que representa tus deseos.

Sexto, pon amor donde hay amor. Y donde no lo hay, también. El amor proporciona la alegría de vivir.
Vive con amor, se habla mucho de él, pero cuantos lo usan o lo confunden, la mayoría, cuando hablo de amor, lo digo acaparando todo el universo, sin dejar nada afuera de lo que puedo ver, tocar, oler, degustar u oír. Debo inundarme y fundirme en amor, en todos y cada uno de sus conceptos, eso definitivamente me hará más feliz y me permitirá disfrutar de cada día que se me conceda.

Séptimo, la realidad de la vida es más bella que la fantasía. Acéptala. Canta y ríe, desparrama alegría con frecuencia. Fomenta la amistad. Un buen amigo es imprescindible.
Debes aprender a convivir, a socializar, a hacer que tu mundo sea amplio, que toda la gente que está alrededor tuyo disfrute de tu
alegría, que sepa que eres una persona abierta, capaz de reír en una fiesta y de llorar en un entierro gracias a tu sentido de humanidad y al amor que desprendes de cada una de tús acciones.

Octavo, no aceptes compromisos, ni hagas promesas que no puedas cumplir.
Evita aceptar compromisos para los que no estás preparado o que no te gusten y sabes que no los vas a realizar, tu palabra debe estar valorada por tu grado de responsabilidad y cumplimiento, por lo mismo siempre hay que estar predispuesto ante la tentación de aceptar, decir no. Cortar a tiempo cualquier situación que nos lleve al incumplimiento de un compromiso o una promesa.

Noveno, la verdad es parte de fundamental de tu vida, la mentira no existe para ti.
Puedo asegurarte que tu vida será tan fácil como tú desees, si la verdad te acompaña. No mentir es tan difícil o más que aprender a no hacerlo, decir la verdad siempre compromete a la persona, la obliga a ser sincera y transparente, algo que el ser humano en general no acepta, parece que nos guste que se nos mienta, mientras nos convenga, Así no va, en muchas de las facetas en las que estamos obligados a convivir, es una situación tal, que cuando escuchas, las dudas son tantas que con seguridad estamos convencidos de que todo es una farsa. Recuperar el valor del ser humano a través de la verdad es una gran tarea de nuestra sociedad.

Decimo, viniste a este mundo a ser, feliz, no lo olvides, este es tu verdadero reto, el serlo o no, solo depende de ti y tu compromiso contigo mismo.
Yo siempre he tenido una fórmula para alcanzar la felicidad, es simple y sencilla, solo tiene cuatro puntos: La actitud con la que me
levanto. La sociabilidad a la que me obligo, perdonar y no tener enemigos y saludar indiscriminadamente a todo el mundo. No cargar mochilas con problemas, tenerlos siempre solucionados, ya sea a corto, mediano o largo plazo. Vivir la vida sin miedo a la muerte, somos eternos, sino en cuerpo, si en alma.


Nosotros somos los autores intelectuales de cada reto, este se produce en nuestra mente, toma forma, hasta que con todo corazón empezamos a realizarlo. Sabemos que cada reto es una creación nuestra, por lo mismo debemos disfrutarlo y vivirlo, no dejarlo escapar hasta que se haya realizado, alcanzar con cada uno de ellos la satisfacción y nuestro propio reconocimiento a cada minuto bien vivido de nuestra vida.
Los retos y los cambios, son:
HOY, AQUÍ. AHORA.

Leave your comment