“Repetir es la base, para encontrar la perfección”.

practica

Al leer esta frase, pensamos que esto se basa en personas, que practican deportes o bien actos circenses o de magia, definitivamente es cierto que las repeticiones continuas hacen que lo imposible al final sea posible y se pueda hacer una y mil veces repitiendo el movimiento, el gesto, la actitud o lo que fuese necesario para que una y otra vez generen el mismo efecto. La pregunta es: ¿puede la repetición influirnos en nuestra vida normal?, la respuesta es sí. Debemos hacer que nuestra memoria kinestésica a través de las repeticiones acumule las acciones para que después se reproduzcan de forma instantánea e intuitiva. Por ejemplo: La hora de levantarse. Cuando nuestro organismo sin despertador, ni ningún sistema habitual, como podría ser el canto de un gallo, el encendido automático de la luz, la cafetera, la Tv, el ruido de los niños o de tu propia pareja, hace que tu sueño termine a una hora ideal y repetitiva, que te permita iniciar tus labores con absoluta ventaja para vivir tu día. Veamos el ejemplo contrario de la persona que no tiene hora para decir adiós al Dios Morfeo, por lo general empieza su día con retraso, no tiene tiempo para nada, justifica todo lo que no puede hacer y difícilmente acabe una jornada que pueda ser productiva. La diferencia entre ambos, puedo asegurarles que genera dos tipos de individuos diferentes, el primero con más posibilidades de ser exitoso que el segundo. Todo por algo tan sencillo cómo repetir. La verdad es que podríamos empezar con situaciones en donde no tenemos en cuenta este acto, cómo saludar todos siempre a quién se cruce por delante, decir una frase amable a todos nuestros compañeros laborales, llegar a casa y preguntar, ¿Que tal te ha ido?, a nuestra pareja. No olvidarse del beso de buenas noches a nuestros hijos, si los tenemos, o bien a nuestros padres, hermanos o pareja.  Acciones sin mucha importancia para muchos, pero que les aseguro los hará sentirse muy bien, independientemente de la admiración de la que pueda ser objeto por parte de sus semejantes.

Que ocurre con la repetición: Que a partir de que la prácticas, cada vez va siendo más fácil, hasta que se vuelve tal y cómo indique en un acto instintivo, esto es aplicable también en todos y cada uno de los actos de nuestra vida, si eres chef o cocinero, el hacer tus platillos igual, con los mismos productos y tiempos de cocción generarán en tus consumidores la confianza de encontrar los platillos de su preferencia siempre igual, lo mismo ocurre con los meseros a la hora de servir, o los vendedores de piso en los grandes almacenes, en dónde su forma de atender crearán una adición a ser atendidos por ellos ante la calidad del servicio, lo cual es importante que tengan en cuenta, ya que esto genera el patrimonio de la empresa para que trabajan y para ustedes mismos, no tengas dudas que si así lo hacen, sus clientes los seguirán dónde ustedes realicen sus labores.

Estas repeticiones no se tienen que tomar cómo algo a realizar en el día a día sistemáticamente, también pueden hacerlo en otras facetas, cómo las vacaciones, las festividades, los paseos, el disfrute de la naturaleza, en fin situaciones que requieren ser disfrutadas y amadas para que te proporcionen la mayor satisfacción posible y que si lo piensan son repeticiones constantes de sus propios deseos.

Leave your comment