¿Qué vamos a hacer?

15900054004559

Tal parece que las autoridades están perdiendo el control, sin reglas claras y con opiniones contradictorias, el sector de restaurantes, bares, discos, cantinas y antros reclama que se les permita trabajar aunque sea en forma controlada, su economía no da para aguantar más, las facturas y compromisos de renta, luz, agua (por cierto cómo le están hincando el diente), seguro social, seguros de local, impuestos, utilidades, además de ayudas a salario, no conocen el Covid-19, les va de madre y nuestras autoridades la mayoría ya cobraron sus permisos en forma anual, por lo que si los ayuntamientos no dicen lo contrario ya nos fregamos. Ante toda esta indecisión solo nos queda empezar a trabajar con la mayor prevención posible, hoy ya muchas unidades del sector anuncian su apertura con horarios restringidos y el máximo de medidas sanitarias, la verdad estamos con ellos y esperamos que todo salga según lo esperado, que las medidas sanitarias no solo se tomen con el personal de cada unidad que funcione, también se exija en cada cliente que por fin pueda disfrutar de su libertad y ausentarse por un rato de esta pesadilla que es de todos.

Entendemos que habrá voces discrepantes, por favor, no sufran, aquellos que no estén de acuerdo tienen la libertad de quedarse en casa. Nadie obliga a nadie, es importante que cada quién se cuide a si mismo, eso es realmente lo que va a hacer que este virus empiece a alejarse de nosotros.

Es necesario para que una población pueda vivir en paz que exista estabilidad económica, y este sector en nuestro país tiene más de 16.000 establecimientos, aportando el 2% del Producto interno bruto del país. Son más de 840 mil personas que obtienen sus ingresos de este sector. Además debo decirle que este es un censo informal, ya que muchos de los que ejercen cómo tales están dentro de la economía informal.

Lo peor es que al gobierno parece que le vale un cacahuete, y tanto esta industria cómo la hotelera no está en sus prioridades, todavía no se han enterado que el sector turístico, del cual formamos parte, representa el 17,2 del PIB nacional, ni tampoco ha hecho absolutamente nada para apoyarla en ningún aspecto, yo lo anticipe: “ESTAMOS SOLOS”. Ahora vamos a ver con que nos salen para no dejarnos trabajar a todos. sin preferencias para nadie.

Leave your comment