MUCHAS PALABRAS , POCAS SOLUCIONES.

GM20P38F1_122614

Por más que intento rodearme de optimismo, conforme pasan los días más despropósitos veo para que esta pandemia, se acabe, parece que la quieren hacer interminable. Los focos de infección están perfectamente identificados, incluso por municipio, las acciones preventivas están más que claras después de las experiencias captadas en otros países con diferentes resultados que nos indican las políticas a seguir según el beneficio conseguido por los más acertados. Irlanda y Noruega, Rep. Checa, China son ejemplos).

Por otro lado, lo cierto es que todos los países entienden que tenemos dos problemas a resolver, uno de salud y otro y quizás con el tiempo mucho más grave, el económico. Y tal parece que este segundo aspecto queda en un segundo término en nuestro México y no se le hace el debido caso a pesar de los llamados de urgencia por parte de las cámaras empresariales y sindicatos.

¡¡¡¡POR FAVOR!!!!, pongan atención a las palabras de quienes son el motor laboral del país, hoy Copermex, comenta que el 94,5 % de la pequeña o mediana empresa se encuentra en un claro peligro de extinción, al no poder hacer frente tan siquiera a los costos de mantenimiento, una gran mayoría cerradas y otra parte con funcionamiento por debajo del 25% de su actividad normal.

Me niego a entender que el gobierno no está enterado, me niego a entender que el gobierno no tome medidas para darles un hilo de esperanza para que puedan sobrevivir y hacer que se puedan conservar los empleos de los trabajadores. Me niego y no entiendo como no se toman medidas racionales para subsistir y que esta crisis pandémica a pesar de afectar a todos nos deje un atisbo de vida.

Frenen los cobros, de luz, agua, rentas, pagos fiscales, contribuciones, Hipotecas, Créditos, Seguro social, Infonavit, foviste, todos lo pagos mensuales a los que se esta obligado, difieran los durante tres meses mientras aguantamos este terror diario, no los condonen, no se trata de esto, solo prorrateen las cantidades y difiéranlas a 6 o 12 meses sin intereses para que no se pierda nada. No estamos pidiendo que se nos mantenga, solo que se nos permita vivir, antes de entrar en una espiral de desacato e inseguridad social.

Hagan algo útil y que se sienta en el bolsillo de todos los mexicanos sin excepción, no con acciones dirigidas y claramente políticas y electoreras.

Leave your comment