CATALUÑA, UNA AUTONOMÍA EN TENSIÓN.

portada_cat

Ver mi lugar de nacimiento con manifestaciones violentas, no me alegra, me cuesta creerlo, porque en Cataluña siempre hemos sido sociales, pacíficos, incluso en los tiempos más remotos en donde después de la victoria nacionalista en 1939, fuimos acosados, perseguidos e incluso fusilados. Con el tiempo la situación fue cambiando y volvimos a conseguir que nuestra cultura y nuestra lengua vernácula siguieran siendo nuestro patrimonio. Hoy ver lo que ocurre me pone a llorar, no lo entiendo, no lo quiero entender. No veo el terrorismo del que hablan, no veo una condena por sedición y la aplicación de 100 años de cárcel a gente normal, políticos, cuyo pecado es tener ideas diferentes a otros, haber hecho un plebiscito hace algo más de dos años en donde se pidiera a los habitantes de Cataluña, no solo a los catalanes de origen, sino a todos los que viven en esta región, que se pronunciarían en completa libertad si querían que se solicitara la Independencia. De ahí, se inició otra persecución, España en una mayoría y los españoles en sí, nos empezaron a ver como extranjeros. De ahí y en harás del populismo generalizado, los partidos políticos empezaron a enriquecerse con ideas fuera en el sentido que los catalanes éramos un peligro para la nación. De ahí nos juzgaron anticipadamente como terroristas y anti españoles, solo por qué no compartíamos las mismas ideas. Sin ir más lejos en mis últimas vacaciones, me encontré con varios españoles, al decirles que éramos catalanes se apartaron disimuladamente de nosotros, no sin antes decirnos; “Ah, independentistas”. Casos como el del Sr. Rosell (ex presidente del Barcelona) encerrado durante más de 2 años sin libertad, por un delito del que ha sido totalmente inocente, han sido ejemplos de este doble rasero para medir a los españoles, ¿quién debería ser juzgada?, tendrá la conciencia tranquila la jueza Concepción Espejel o bien podrá dormir el juez Pablo Llarena principal conductor del proceso.

No nos hagamos tontos, España no está tomando las medidas para frenar esta ola de violencia en la que no estoy de acuerdo, España es el motor que está haciendo que esta exista y que no sabemos en qué podría degenerar. Enfrentar españoles contra catalanes, lo digo y lo repito no es la solución, ni lo será cara al futuro, debemos entre todos sin importar las partes generar concordia y racionamiento, los hechos y acciones ejercidas nos han propasado como país. No busquen rendición, no busquen ganadores, en una guerra deben entender que nadie gana y solo el pueblo sufre, déjense de sandeces, insultos y tonterías. La solución no es otra que sentarse, negociar y respetar a la democracia como tal, con total libertad, abierta siempre a la opinión de los ciudadanos para que puedan elegir las opciones que más deseen. Protestas pacíficas para hacer valer nuestros derechos, si, definitivamente, violencia no, por ningún motivo. Negociación y justicia, que se pongan encima de la opinión publica todas las negociaciones gestionadas para las autonomías, y que se trate a todas por igual, sin preferencia, ni ventajas para nadie. Igualdad es la palabra que debe negociarse, y el derecho de expresión como una acción innegociable.

Nos preguntamos, por qué nace después de la sentencia un grupo denominado Tsunami Democrátic,, con qué fin, un grupo que no tiene líderes visibles capaz de movilizar a miles de personas y bloquear accesos, todo en forma pacífica, en una manifestación en contra de la condena ejecutada por la justicia española a nuestros líderes políticos, hoy más mártires que nunca. Este grupo que propago la desobediencia civil y una lucha no violenta desde el mes de Septiembre en caso de que la sentencia fuera en contra en de los implicados en el referéndum del 1 de Octubre del 2017.

Está fue su pronunciación en Twitter antes de que les suspendieran sus redes sociales: “Recuperamos la iniciativa. Con la no violencia y la desobediencia civil como herramientas, adelantémonos a la sentencia. Cambiemos el estado de las cosas: Súmate al #TsunamiDemocratic. Tú eres el tsunami”

Viva Cataluña.

Leave your comment